Cocainómano, por Tatiana Loayza

Dominique Fortin

Dominique Fortin

COCAINÓMANO

I     

La hiel imaginaria de los venados
   nos ayuda a digerir este beso
                    de 3:00 a.m.
No cerramos los ojos por ritualizar
                   sino por el sueño

Te he visto jalar
restos de tizas blancas
con las que he escrito en el asfalto
     Soplo en la cabeza de un niño
      para ayudarlo a respirar.

 II

Te mueves sobre mí
y yo seca
como un trozo de pan bajo el sol
nos recuerdo enviando
un mensaje urgente por telégrafo

            “Duele hasta lo muerto”

La luz del techo dejó de parpadear
y el bovino triste
            derrama el dolor por las ubres

Nos contraemos
de espalda a nosotros
como si nos clavasen un puño en el vientre

Somos *Lo que Dios ha creado
Imágenes desnudas y pálidas

                              descuidadas sobre un mueble


*En mayo de 1844, Morse transmitió este primer mensaje por telégrafo (“What hath God wrought“)

 

***

Tatiana Loayza. Peruana-costarricense, 1986. Egresada del ITCR en Ingeniería forestal. Ha publicado su primer poemario Piedrera (BBB Producciones) en el 2014. Además, cuenta con publicaciones de algunos poemas en las revistas: Miércoles de poesía, InterSedes de la UCR, Ágora 127 e Isla negra.

Comenta aquí ~

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s