Cuatro poemas de Fermina Ponce (Colombia, 1972)

Fermina Ponce (Colombia, 1972). Escritora galardonada con el premio Juan Felipe Herrera al mejor libro de poesía de un solo autor, de los premios ILBA (International Latino Book Awards), con las obras Al desnudo (2018) y Mar de (L)una (2019) – medalla de bronce – y mención honorífica 2021 al poemario Se llamará piedra. Sus obras abordan temas universales como la naturaleza humana, sus dualidades, las imperfecciones, el erotismo, la desolación y las condiciones mentales.

~

Fragmentos

 

Creo que soy papiro

penumbra de una tarde

ritmo solapado bajo mi falda

compostura de mis zapatos rojos

Creo que soy el vértice anacrónico de mi columna

montaña que nunca irá en busca de Mahoma

mi otro pecho apeñuscado

Soy los residuos en una alfombra que no es mágica

un sofá que recoge mis fragmentos.

Rojo

 

Pasé mi lengua por un poema en sol naciente

la inmolé entre tus piernas

me volví libélula

colibrí de verano

cigarra de medio día

viajé por tus venas

como un barquito de papel

y me até a tu puerto para escapar con vida

Pasé mi lengua por un poema en la corriente nocturna

te amé

con los dedos de mi mano derecha

en tu pecho

y mi zapatilla cayó

en la mitad de mis gestos

en el sol naciente

entre tus piernas.

Alicia en un país de sal

 

Ya no importa el humo de los otros

ni los gritos afilados de quienes no sienten

ya no importa

todo se salió del espejo

Alicia tampoco sabe regresar

Se nos compuso el viejo compás

la retahíla nocturna que camina

en forma circular por toda la casa

también se arreglaron los ojos

ya no duelen sus pestañas de sal.

Deshojarse

 

Si tuviera que elegir entre el mar y la montaña

entre la palabra y su dilema

yo tantas veces promiscua

tan vil

tan absorta del día y la noche

tan flor de Doña Marina

yo que parí la luna negra

      en la cama del poeta

Si tuviera que elegir entre el opuesto de mi cuerpo y el alba

entre las calzadas de un hotel desierto y mi mano

entre las líneas de una gitana y su ramito de romero

me abandonaría en una habitación vitalicia

en el juego del orgasmo y la memoria

para serte

para encontrarte

para dolerte en mis días

Si tuviera que deshojarme.

~

Comenta aquí ~

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s