Tres poemas de Agustín Guambo (Ecuador, 1985).

Agustín Guambo (Quito, Ecuador, 1985). Fundador del proyecto anarkoeditorial Murcielagario Kartonera y director del Festival Internacional de Poesía de Quito Kaníbal Urbano. Ha publicado POPEYE’s Sea (La Apacheta Cartonera, Lima 2014), Ceniza de Rinoceronte (La Caída, Buenos Aires 2015), Primavera Nuclear Andina (Ediciones A/terna, Buenos Aires 2017), Cuando Fuimos Punks (Kikuyo ediciones, Quito 2019) y Nuclear Andean Spring (UGly Duckling Press, New York 2019). Ha sido Ganador del premio Hispanoamericano de poesía Rubén Bonifaz Nuño (México, 2014) y ganador de la convocatoria «Poetry in trasladation» de Ugly Duckling Press (New York, 2019).

~

Anatomía de un knockout

 

los mejores nos ignoraron los peores nos atormentaron ahora la vida ha dado un vuelco

-los krelboynes-

 

Michael Bentt

Solía salir con chicas duras

Iba a clubs nocturnos de poca monta

despilfarraba el dinero

Noqueado al primer asalto en 1989

en su primera pelea como profesional

Golpeado por su padre con una antena de televisión

-Lo mismo que cientos de niños-

Por negarse a ganar el pan de cada día

con sus puños y la sangre de otros

No tuve un padre educado

lamentaría tiempo después

Cinco veces campeón amateur de los pesos pesados de los Estados Unidos

–desde ahí las estrellas se ven tan hermosas diría años más tarde-

Ganador en dos ocasiones del premio Golden Gloves

Mismos que empeñó en Manhattan

una noche de cocaína y malas decisiones

Que lloró

peleó

y trastabilló

 

En las calles de las grandes ciudades desde que tiene memoria

 

Y que, en casa de su hermana, una tarde de navidad, intentó suicidarse

Mientras escuchaba a Little Richard maullar su conocido

Awop-Bop-a-Loo-Mop Alop-Bam-Boom

 

Michael Bentt, noqueador de perdedores

Que aprendió con discriminación

soledad

insultos

persecuciones

 

A amar a los fracasados

A los humillados por la fortuna

A esos dioses de barro que, noche a noche,

caen indefensos en catres hediondos de homeless

donde los perros y las ratas viven sin vergüenza

unos a lado de otros

 

Michael Bentt tigre herido por el miedo

Que envejece por las calles de New York

A la deriva del amor de los ángeles

bajo el desconsuelo de las estrellas

Me pide cinco dólares y me cuenta

que todo el tiempo tenía miedo de subir al cuadrilátero

Pero que más temor le reservaba a su padre

y a su antena de televisión

 

 

Rap(e) baby

Otra madrugada perdida en la ciudad…
Otro trago al suelo por los que no están…
Otra lágrima por todo el que se va…
Otra alma perdida en el barrio mamá…

Forty DMG

 

Nací en una pequeña aldea de casas de beneficencia

en Brownsville Brooklyn

El lado salvaje de New York, sin duda

Era tan sólo otro niño negro más corriendo en las aceras

 

Creciendo en medio de atracos, violencia y muerte

sabiendo que si moría en ese vecindario

nadie recordaría mi nombre o mi rostro

 

 

Brownsville Brooklyn

Por las mañanas podías ver

Hombres en bancarrota

circulando despreocupados

por los parques

Quemando hierba

Cantando canciones depresivas

Y detrás de las ventanas

chicas hermosas sonriendo

igual que flores hambrientas

Mientras pequeños autos conducidos

por chicos ansiosos

-consumidos por el crack y el olvido-

iban deslizándose bajo el horizonte

queriendo huir de sus desgraciadas vidas

 

Brownsville Brooklyn

En aquel barrio a mi madre

le robaron -cuatro o cinco veces-

el poco dinero que podía conseguir en calidad de esclava

en los hogares ricos de la zona cara de New York

entonces pasábamos /semanas largas/

comiendo pan, galletas y agua,

pero sobre todo rezando

 

Brownsville Brooklyn

Allí vi morir por primera vez a alguien

Recuerdo que tenía cinco años

Recuerdo que una chica lloraba parada en una azotea

Recuerdo que Loving you sonaba en la radio de la sala

Recuerdo que un cuerpo pequeño se hundía en el pavimento

Recuerdo que madre lloró por varios días

-Y no dejaba de abrazarme-

Recuerdo que fueron momentos duros

 

Brownsville Brooklyn

Donde conocí a mis amigos y a mi primera novia

Y comencé a crecer

fuerte,

duro,

loco y salvaje

 

De la misma manera que

esos otros desfavorecidos de corazón puro

Que eran vecinos o amigos

Uno más de esas hordas de olvidados

Completo y preparado para la violencia

Listo para labrarme una reputación con mis puños

 

A través de esas avenidas llenas de yonquis, mierda y tiroteos

Brownsville, Fort Greene, Marcy, Tompkins,

Red Hook, Gowanus, Bushwick

Campos de concentración para /negros y latinos/ empobrecidos

Que hoy en día recuerdo con dolor y nostalgia

Guetos en los que aprendí de respeto en tanto veía

A Buddha, Smith, Creed, el haitiano

Y a otros tantos héroes de infancia noquear a mocosos insolentes

usando los 52 Bloqueos manuales,

pero que con sus muertes todo este conocimiento se perdió

y es una puta lástima que las pistolas

tomaran el poder y el respeto

y ronden, a esta hora, los corazones de los humildes

su dinero y su sangre…

 

Para 1985, vivía en Park Hill y comencé a escuchar rap

Grupos como Treacherous Three,

Gran Wizard, los Cold Crush Brothers

Fueron mi bautizo en la escena

Grandmaster Flash and furious five, New Edition,

Afrika Bambaataa, Kool Moe Dee

Comenzaron a cruzarse en mi vida y comencé a dejar de temer

 

Ojo con los que pierden el temor a la vida

Ojo con los que, día a día, van por las avenidas precarios y dispuestos

Ojo con los que caen en el crimen solo por sobrevivir

Ojo con los que no tienen nada que perder

Ojo con los que se arrastran buscando abrigo por las mañanas

Ojo con los que alcanzan niveles inesperados de locura en las calles

Ojo con ellos, ¡mucho ojo con ellos!

Puedes salir lastimado…

 

Pronto formamos un grupo

Cada mañana íbamos a casa de mi primo

Prendíamos su stereo

Y en tanto rapeáramos nada importaba, nada significaba algo

el cardio de la música nos iba llenando de fe

 

Para 1990

dejamos la música

poco a poco comenzamos a delinquir,

más que por hambre, por rabia

Y caminamos extraviados por el barrio

huyendo de nuestras sombras

rompiendo nuestras sangres

 

Fueron años de extrema soledad y sed, Pero

nunca bajamos los brazos

Nunca dejamos de lamernos el corazón unos a los otros

Y pocos, muy pocos, fuimos los que llegamos a viejos…

 

Esta es mi historia, pero puede ser la de cualquier niño

que crece sin más futuro que la noche y sus manos

sin más amor que su pandilla y bandana

con un poco de fe puesta en estas calles

sobre las que duerme

 en la alta noche anfibia

 

 

Breve tratado acerca del american-way-of-life

-interior, Iglesia Ayutla, Tecún Umán (frontera con México) – tarde-

 

I

En este cuadro Jesús es un niño que corre

Detrás de un autobús a las seis de la mañana

El autobús nunca para…

Tiempo después recordará esa negra mañana

caer,

llorar,

lamentarse

por lo que no nos fue concedido

y entenderá que detrás de los suburbios encantados

dios es un animal enfermo al que todos hemos pateado alguna vez…

 

II

En este otro cuadro Jesús es una modelo de Versace

hace días tiene el corazón caído, duerme poco y

siente que la piel le estorba

Por las mañanas se escruta torpe frente al espejo y gime

Inhala y jura no extrañarlo; ni a él, menos a sus manías tristes

Jesús modelo de Versace ronda las azoteas cantando:

 

my hearth is a fire flower

I hate you for running out on me

 

Mira a lo lejos las nubes desdibujarse

se imagina, una vez más, caminar con él

a las tres de la tarde por un parque

bajo la lluvia de mayo

Mientras el universo pierde velocidad…

 

III

En este cuadro Jesús es un niño visco llamado Mauricio

Vive a las afueras del D.F. en un sector conocido como Nezahualcóyotl No

tiene mascotas, son lujos que no podemos darnos le ha dicho su padre Su única

diversión es ver su sombra regada por la tierra

Perseguir aves por las tardes y ponerles nombres terminados en “ARA” Nunca

conoció a su madre, otro lujo que no pudo permitirle su padre

A los 17 años se unió a una banda local, aprendió a robar sin temor A

humillar con destreza y callar…

~

One thought on “Tres poemas de Agustín Guambo (Ecuador, 1985).

Comenta aquí ~

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s