La ducha, por Pamela Rahn

The Prayer by Bubug

The Prayer by Bubug

Admito que alguien se separe
violentamente de la vida
 de esta especie de promiscuidad obligada
entre las cosas y la esencia de nuestro yo
-Antonin Artaud

 

La lengua la busca debajo de la almohada
Le moldea la infancia 
Le susurra humedad
La atraviesa 
Le limpia la leche que la lastima
Le deglute las pequeñas pestañas 

 La lengua le lame la cara
La sorbe
Se place  
De un interior
Que ha sido
Dorado
Humillado
Envuelto en barro húmedo

 Surge en ella
Un gusto
Un espesor de humanidad 
Que le permite sorberla completa
 Sin ni siquiera conocerla
La saluda
Y ahora el espacio húmedo 
Fluvial
Es suave 
Es una masa 
Que le permite jugar con ella 
Como una plastilina 
Lamerle los dedos  
Ensalivar su ternura  

 La lengua la recorre
Como una planicie
Sin dirección
Recorre al cuerpo
Blanco 
Dócil
Infantil
Que ahora está cubierto
Por el barro 
Por el excremento 

La lengua
Se agota
Se extravía 
Le chupa los codos
las cicatrices de juego
Presa entre las rodillas y los brazos
prueba la diminuta rebeldía  
escarbada
inexperta
la saborea
Se aprovecha
De la boca entreabierta
De la niña
del valor de su infancia
De la tierra en su rostro
De las caídas en la alcantarilla 
Del vuelo
Del reposo 

 La lengua encuentra el ombligo
Se hunde en él
En sus rullas de intransigencia 
Le lame los plegamientos 
Le busca la piel seca 

Pero tan solo logra ahogarse 
en su olvido 
en su grito 
En su rechazo al mando  
en su autonomía
de medias sucias 

Ahora baja despacio
hacia el bulto  
Y siente un cosquilleo 
Una pulsión cercana a la costra   
Lame 
Y el bulto se afloja 
Ahora solo es panza
No es el relleno 
De la identidad
Es la jaula
El encierro
Es la inquisición 
De sus miedos   

 Lame los dedos pequeños 
reconoce en ellos las rejas del patio escolar
la diferencia exacta
de los espacios vacíos   
El frío del alambre metálico
Las risas estruendosas
Los calambres de unos dedos
Que no se dejaron quitar sus juguetes
Siente el temblor de su inocencia
y se asusta   

La lengua ensimismada
Ya casi parte del cuerpo
Se adhiere a la ninfa  
Como una calcomanía 

Encuentra las torceduras violetas
las lame
las oprime 
las llena de saliva 
intenta sanarlas 
pero es inútil
duelen 
se sienten rotas
saben a quemado
apestan a oscuridad 

 La lengua insistente se acerca al lugar de la vergüenza
De aplastamiento obligatorio  
Del horror linfático de las palabras
Siente la textura de lo podrido  
La tinta ausente
La entraña húmeda
La promiscuidad del yo repetido
El excremento de la duración
La ficción ya no le alcanza
Se rinde
Se esconde en la crujía 
De la regadera
y el moho 

La niña prepara una ducha  
Se lava 
Se enjuaga
Se envenena  
Se restriega
Sin embargo
Sigue sucia
presa de imprudencia
tragedia
Y maravilla.

=

Pamela Rahn, Caracas, Venezuela, 1994. Realizadora Cinematografía, Mención Guion. Mis cuentos y poemas, han sido publicados en distintos portales web, entre ellos Sacven, Sorbo de letras, Newspleen, revista.tn, errr-magazine. Formo parte del fanzine “Mala Digestión” editado por Henar Bengale, escribo artículos de cine, música y literatura para distantsounds. Perra romántica, poeta con el ferviente deseo de saber volar. Tengo un perro de 100 años, una biblioteca de 1000 libros y una ciudad que no ha nacido.  

Comenta aquí ~

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s