Un poema de Natalia Montoya (Colombia, 1993)

H

 

He salido a ser chimenea para que tú me habites,
Me meso en tus recuerdos para que estés, aunque no estés.
Fumo y te alucino,
Te veo transmutar hacia la forma etérea del humo,
Resides en el soplo de mi boca;
Vuelas,
Te dispersas por todas partes para invadirme de muerte y resurrección.
Tu olvido me es inconstante,
Y tú; inmutable, atrayente, inverosímil,
Tú me eres pena y soledad.

Te absorbo lacerante.

Este cigarrillo sabe a tus labios,
A tu presencia,
A tu cuerpo blanco,
A tu cabello indócil,
A tus mano impetuosas
Y a la inmunda añoranza de mi boca en tu boca.

 

***

Natalia Montoya (Colombia, 1993)

Comenta aquí ~

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s