Cuatro poemas del libro «Hola mediodía» de Dorothea Lasky (Estados Unidos, 1978)

salamandria23port(23)g

 

Jakob

Estoy enferma de sentir
No como ni duermo
Tan sólo me siento aquí y dejo que las palabras ardan en mí
Sé que la amas a ella
Y no a mí
No, no creo que la ames
Sé que algunas nubes son muy hermosas
Sé que algunas nubes ruedan alrededor del mundo
Tomo todo lo que puedo para llegar al amor
El mundo está hecho de cosas vivas
Las cosas vivas son negras
Negras porque han olvidado de dónde provienen
Yo no lo he olvidado, pero aun así prefiero no sentir
Las zonas que han ardido en mí
Hay mucho fuego aquí, tengo miedo
Lectores, leéis palabras planas
Pero aquí dentro hay momentos
En los que he gritado de dolor
Mientras las llamas me comían

 

***

 

El animal

El hombre de las palomas se comió mi corazón
Lo vi sentado, dando de comer a las palomas
Pero él no me vio
Tres palomas en cada pierna y una sobre el hombro
Mi padre duerme, asoma la cabeza por la ventana
No puedo escuchar el sonido del trueno en este túnel de viento
No puedo contar
Las cosas que vi mientras dejaba volar
Un amor que estaba infravalorado
Mi corazón pertenece a un león
Amo su pelaje y deseo su corazón
Oh animal, tu corazón es sabio más allá de tus años
Te corto las garras y susurras para decirme
Que nunca abandone este lugar
Así que te hago caso
Aunque me gustaría saber
Si realmente apostarás por mi corazón
Si me darás algo que merezca la pena salvar
Algo como el gospel de los leones, o peor aún, de las gacelas
Que hablan elegantemente desde el viento
Toco la palabra de la gacela y es rosa como el día
La dejo sobre el océano, este pájaro rosado que me habla
Lo dejo volar sobre las palmeras, Oh déjale volar
Una vez perdí mi rosado discurso pero ahora sé
Que siempre será parte de mí si me detengo a escuchar

 

***

 

Vida negra

Naces y es en una vida negra
Llena de abusos y cosas extrañas
Los monstruos se te acercan en cuanto entras
Bocas abiertas y dedos que destrozan
Oscuros monstruos púrpura tan llenos de sangre
Que son de un oscuro color rojo azulado
Creces y es en una vida negra
La observas
Estás rodeada de muerte y ateísmo
Estás rodeada de gente que ha malinterpretado la ciencia
En su propio beneficio
Hay monjas, pero son las monjas del aire
Mueres y lo haces
Desde una vida negra
Dejas esta y pasas a la siguiente
La nada lo envuelve y evapora todo
Con la facilidad de algo
Que ya ha hecho esto antes
Me marcho y soy una vida negra
Te dejo porque no me necesitabas
Y yo quiero
Ser la que tú me hacías ser
Pero tú nunca me hiciste
Fue esta vida la que me hizo
Ser la que soy ahora

 

***

 

Me gustan los hippies extraños

Me gustan los hippies extraños
Y los hombres de espalda peluda
Y los animalitos verdes
Y la leche orgánica
Y los polluelos que rompen el cascarón
En las granjas de Vermont
Me gustan los objetos extraños
Cuando alcancemos el otro mundo
Todos seremos hippies
Me gusta el extraño bastón que llevas a todas partes
Me gusta que frotes mi puerta con salvia
Me gusta la sangre de cordero que me arrojas a la cara
Me gusta poner azúcar en un frasco y decir una oración
Y que funcione
Me gusta maldecir a un enemigo
Maldecirlo con objetos
Sumergir sus dientes de leche en aceite
Prenderles fuego con un caballito de plástico
Me gusta correr a través de campos verdes
Me fascinan las flores y las frutas
Me gusta enjabonar mi cuerpo
Con las pociones extrañas que compraste en Guatemala
Me gusta que me frotes con pachuli
Y que me digas que soy un hombre
Soy un puto hombre
Soy un hombre extraño
Si no supiese tanto pensaría que soy Jesús, o algo parecido
Si no supiese tanto me embarcaría hacia la Grecia Antigua
Llevaría sandalias
Iría a Roma
Asesinaría a mi hija frente a los dioses
Fumaría lapis en polvo
Grabaría pictogramas en tu vestido
58
A miles de kilómetros de todo
Cuando muera seré un puto hippie extraño
Y tú también
Tú también
Así que aleja tu herido corazón de
Lo que crees saber
Todos vamos a irnos de aquí
Ten al menos un poco de tolerancia
Con lo que aguarda al otro lado

 

Poemas pertenecientes al libro «Hola mediodía»
traducido por María Ramos y
publicado por El Gaviero Ediciones, 2016.

Comenta aquí ~

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s