‘Simone (ojos de perro triste)’, por Darya Chávez Prigorian (Venezuela, 1999)

 

Christian Schloe

Christian Schloe

‘Simone (ojos de perro triste)’

 

I

Tenue sombra.

Luz de luna en el pasillo

Iluminando nuestro desastre.

 

Eco silencioso

de pasos lentos que

[retumban]

 

Ojos negros que me observan tras el cristal

tristes o vulnerables

para encontrarme: abstraído.

 

Rostro blanco:

Nunca dejes

nadie atisbe esta ira en tu cuerpo

No vean tus labios secos

(rizos oscuros)

planeando en silencio

asesinarlos a todos.

 

Vuelve pronto

Negra noche.

Luna llena.

 

(hállate)

Vulnerable o retorcido

Expuesto ante suaves impulsos eléctricos.

 

No te mueras.

Lo he notado

(algo oculto)

en los ojos negros.

 

Recuerdos o invenciones

Memorias alojadas

al otro lado del cráneo

que me persiguen.

 

II

 

[jadea]

boca abierta

denza niebla

en la ventana

emanando de tus filtros.

 

Habla o calla.

Solo dime si has muerto

O si te has vuelto comunista.

 

[habla o calla]

Insúltame.               (Yo)

Madre de demonios

que habitan en mis paredes

mueren

(continuamente)

y renacen en sueños lucidos.

= destrúyelos.

 

Voz profunda

(carrasposa)

oscilando en tu cuerpo

y vibrando en tu garganta.

= inspírame

d – i – g – i – e – r – e – m – e.

 

Son solo [espacios en blanco]

en los que siempre soy perseguido

por distintos niveles de miedo

o de locura.

 

Son solo recuerdos

aparecidos

o  fantasmas

que golpean en la puerta de mi casa

para regresar y hacernos daño.

 

III

 

Perro, no me muerdas

por miedo al tacto

de manos blancas.

 

No huyas

(no seas doméstico).

Abre tu boca y enséñame

tus colmillos.

 

Deja tus ojos brillen

pasivo/agresivos

bajo los faros del pueblo

muévete absorto

deconstruyendo sonidos

calles o rostros.

 

Ojos negros                                                                             – iris oscuros-

que tras las rejas

me observan

desde el otro lado

para hallarme: abstraído

   transfigurado

nunca yo mismo.

 

Lobo salvaje

[muéstrame tus colmillos]

Aléjate en silencio

Dejando pasos

(o huellas en la nieve)

debajo de la tormenta.

***

Darya Chávez Prigorian nació el 27 de junio de 1999 en Caracas, Venezuela, hija de Rolando José Chávez y Nelly Prigorian. Ha realizado distintos tipos de talleres de creación en la Fundación CELARG, entre ellos talleres de narrativa, poesía y fotografía. En 2015 por su obra “Sin Nombre” se le fue otorgada una Mención Honorífica en el Concurso de Poesía Joven Lydda Franco Farías. Actualmente se encuentra cursando 5to año de ciclo diversificado en el Liceo Bolivariano Julio Bustamante.

Anuncios

Comenta aquí ~

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s