Cinco poemas de Ignacio Cobo (Chile, 1990)

0626b516786bdc204272571508632273

Juul Kraijier

Cierto día Dios se presentó bajo la forma de un pájaro.
Los niños le mataron a pedradas.

***

Mas yo era el sueño de toda una jauría, y me sentí conmovido al descubrir que las bestias también soñaban con puñales. Cómo entonces no abrir mi espanto a un filo de llanuras. Cómo no bailar mi carne vestida a dentelladas.

 *** 

Hay quienes dicen que las mujeres bautizadas con nombre de flor poseen órganos y arterias donde yo imagino nada más que matrices y estigmas.

***

Con cuanto afán nos dedicábamos a la recolección de pequeñas piedras. Éramos niños ensayando el encuentro con lo secreto, creyéndonos sacrílegos a la espera de las osamentas o salvajes tras el rastro de un cadáver.

***

Pero en sus cuentos las sirenas eran muchachas con branquias y las manos palmeadas, y no había princesas, y si las había siempre terminaban descomponiéndose en sus catafalcos de cristal a falta de un maniaco que las besase en la boca.

***

Ignacio Cobo nació en Santiago de Chile un 6 de noviembre de 1990. Es Licenciado en Literatura y actualmente se desempeña como editor, oficio que conjuga con la escritura y la confección de collages digitales.

Contacto: ignacioandres.cobo@gmail.com ~ Blogger / Instagram / Twitter

Comenta aquí ~

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s