Cinco poemas de José Ignacio Contreras (Venezuela, 1995)

53bc5a69d9e33cec0e86ef33f1d7189d

Kunst des Lichts

El cielo se ha quedado sin nubes
las nubes se han quedado sin forma
las formas se han quedado sin artistas
los artistas se han quedado sin pinceles, sin manos, sin lápices
los lápices se han quedado sin inspiración
la inspiración se ha quedado sin alma
el alma se he quedado sin cielo
el cielo está desnudo
desnuda está la muerte
muerto está el arte
sin arte no hay libros
sin libros no hay historia
sin historia no hay hombres
sin hombres no hay pólvora
sin pólvora no hay fuego
sin fuego no hay lámparas
sin lámparas los niños se pierden en la noche
y olvidados
nadie palpará nuestras huellas.
Necesitamos una fábrica de nubes
para salvar la pintura
salvar la escultura
salvar la literatura
salvar la poesía
salvar el arte
y especialmente
para que los artistas
nos salven a nosotros.

***

Por las calles
                         color piel
deambula el poeta
                         color gris.

***

Los mapas de mi niñez me heredaron la costumbre de perderme
perderme solo
perderme si no encuentro otra forma de escapar
perderme desnudo pues no hay ropa que cubra la tristeza
perderme en la lluvia, el cemento, la respiración
en la fiesta de los occisos,
la calle anónima de los espíritus,
las facciones de la silueta,
los muros derrumbados por la memoria,
esta página gris de tanta voz y canto,
las exequias de mi primera muerte.

***

El frío ajustado a la piel
como un vestido de invierno.
El cuello ceñido
por las pesadillas que rondan
en busca de un cuerpo para poseer.
Las nubes engullen manadas de aves negras que caerán como lluvia,
las hormigas beben la sangre,
el perro frío olfatea los huesos deshabitados.
La noche llega y reclama
abrázame
tus hermanos te rodean
sienten el mismo frío
los despierta el mismo espanto
son el mismo pueblo con hambre.

***

¡Bochinche, bochinche! ¡Esta gente no es capaz de hacer sino bochinche!

FRANCISCO DE MIRANDA

Rompa el vidrio
agarre lo que pueda
¡Ahí está la guardia!
¡Maldita sea!
¡Corran!
¡Corran!
Doscientos años de libertad.
¡Bolívar!
¡Bolívar!
¿Dónde está la moral y la luz?
¡BOLÍVAR!
El siglo XXI se nos cayó.
¡Recojan la bandera de Miranda!
Del suelo al subsuelo.
¡Levántate cobarde!
«¿Tienes miedo? ¿No quedan ya enemigos?             
¡Vuelve y hazte matar!»
«Mi general, vengo a decirle adiós,
porque estoy muerto.»
¡Oh, heridas!
En este país, Casas muertas,
Puros hombres, Ídolos rotos,
Cuentos grotescos, Lanzas coloradas,
la Doña de Gallegos.
«¡Bochinche, bochinche!…»
El cuero seco que se levanta por un lado si lo pisas.
Mantengan la calma y la cordura.
Hijos del petróleo.
Haremos que la naturaleza nos obedezca.
Bajaremos tranquilos al sepulcro.
Gloria al bravo pueblo golpeado.
¡Abajo cadenas!
¡Abajo bombas lacrimógenas!
¡Abajo!
¡ABAJO!

***

José Ignacio Contreras (Barinas, Barinas,  Venezuela, 21 de octubre de 1995). Actualmente estudia Comunicación Social en la Universidad Santa María-Núcleo Barinas. Ganador del primer lugar en el 19° Concurso Nacional de Poesía Joven “Lydda Franco Farías” por su poemario Primera muerte.

Un comentario en “Cinco poemas de José Ignacio Contreras (Venezuela, 1995)

Comenta aquí ~

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s