Cuatro poemas de Sara Montaño Escobar (Ecuador, 1989)

f0d8ef96d13e038bacd0efb53e03a63d

Clare Elsaesser

Principio de realidad

Despierto:
Los pájaros se han ido.
Frágiles espejos escapan de sus efigies de sueños.
El cuerpo ha caído de su telón de comedia.
Empieza el Estocolmo
/El secuestro de las horas muertas/
La realidad es una bodega de niños pequeños
que contemplan la guarida de su futuro miedo y sonríen.
Su sonrisa es un circo clausurado antes de presentarse el primer acto.

***

De lo impronunciable:

La maniobra del lenguaje consiste
en pronunciar el sonido de su ausencia.

***

El parto de la luna

La luna arde en la vela.

Su luz tiene un muerto.

La luna se agita en la piel de la ausencia.
Luto de luna en la cena.
Luto de luna en las lágrimas de la noche.

N-o-c-h-e

En la noche, la ciudad desconoce a sus muertos. En la noche, no hay fantasma que no sepa de su muerte. La noche se sube encima de un muro y contempla a la vida.  La noche huye de su olvido.  El olvido es la noche en que perdimos la razón antes de encontrarnos en su memoria:

Nuestras memorias resplandecen el color del desastre:
En la oscuridad, tenemos miedo de abrir los ojos.
Es la hora de callar al tiempo y quedarnos solos.
Solos en nuestros sueños. Solos, tan solos.
Un instante de ti se abre en mi pecho y escapa del luto eterno.
Ven a mí y duerme la gota que arde en la piedad del suelo.
Ven a mí…

La luna se ha ido.

La vela tiene en sus restos,

el resumen del parto mortuorio.

***

Del amor y la nada

Nada de buscarte en poemas,
ni de dibujarte el rostro en una carta
que jamás escribí por miedo a despedirme.
Por miedo de encontrar la forma,
de decir adiós.

Nada de escuchar que el eco
de cada pelea me recuerda:
Jamás un hombre amó tanto a una mujer.
Jamás una mujer, se amó tan poco
a sí misma.

Nada de paredes con tus retratos
y retratos con miradas de ausencias blancas.

Algo se hace tiniebla y no eres vos
alejándome ni alejándote.

Eres vos.
Vos desde ese espectro de lágrimas
recordándome que el amor
es bajar la guardia, recibir los golpes
y reducir el ego a una victoria compartida.

Nada de perdonarte mientras te escribo.
Nada de amarte un poco más
un poco menos, un poco distinto
cuando digo que te olvido.

***

Sara Montaño Escobar (Loja-Ecuador, 1989). Licenciada en Psicología General. Poemas publicados en revista impresa “Fuego” (Ecuador),  revista digital “Amazon” (Ecuador), “El faro” (Ecuador), “El Humo” (México), Monolito (México). Relato publicado en libro “Pasaporte” (Editorial Dadaif Cartonera, Ecuador)

Comenta aquí ~

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s