Cinco poemas de Maryfel Alvarado Méndez (Venezuela, 1987) ~

 

4e08248fd5ddc455738a65ef9d573c03

Wilian Santiago

 

VI

Ya no sabré de destinos,
no podré extraviarme en las diminutas partículas de tus ojos,
ni esperaré a que un día digas mi nombre para saber que existo:
he decido existir sin llamados,
sin las antiguas promesas
que me hicieron desaparecer.

Las palabras tararean en un barco que bifurca la visión,
mis palabras que ya no son para vos pero siguen siendo por vos
en esos refugios en los que encadeno mi nostalgia del tiempo.

He decidido existir sin tu llamado,
sin que grites mi nombre en el intento,
sin saber si me piensas en el polvo.

X

Quiero estar contigo al fondo de la tierra,
arropar tu nombre de cielo.

Otro cuerpo que se desvanece en la acuarela
del sueño idílico del tiempo
crea el lugar de mi delirio.

Otro cuerpo que dibuja el eco de tu presencia:
un deseo,
desdén,
cuerpo que en otros tiempos fue lugar para los monstruos.

Y así verme cara a cara entre silencios de espejo
para reconocer el cristal,
la libertad en el instante en el que la libélula
dibuja la luz en la frágil caída de la inocencia.

Mirarte para olvidar que alguna vez se fue del para siempre
de los aromas pasajeros,
que se fue de la lluvia,
en el mapa del vuelco del adiós.

X

Olvidar que alguna vez se tuvo esencia,
olvidarlo todo:
el sol, los pájaros,
cuando la tarde es niebla en mi soledad
y las cometas en sus vuelos
ya no prometen una infancia.

Olvidar el viento y reconstruir lo amado,
olvidar lo más humano:
la belleza, la crueldad.

Olvidar el tiempo y sus escombros,
la muerte de la dicha.

XI

A algún sitio has de pertenecer,
en algún mar se transparentan tus ojos.

Ya no más amor,
ya no más ese sueño bípedo
de los ocasos que se contraen en su ausencia.

Las dos caras han vertido su vuelco
de vestigios.

Metamorfoseé tu alma
con un alimento del aroma
de las palabras,
con el júbilo que alguna vez sentimos
sin saber de la muerte de las rosas.

XII

Los astros nos nombran,
y tras esas palabras que en algún momento definieron mi historia
me redimo,
me rindo ante ellas como sintiendo su poder,
sus golpes en las duras alabanzas que hacen mis gestos,
implorando una palabra que me salve del grito del exterminio,
de este delirio que parece inacabable.
Cuando no tengo presente que todo lo que ronda en mi cabeza
son solo eso:
palabras.

~

Poemas pertenecientes al libro inédito Teoremas del fuego.

Maryfel Alvarado Méndez (Ciudad Ojeda, Estado Zulia, Venezuela, 1987). Licenciada en Letras por la Universidad del Zulia (LUZ). En el año 2009 participó en la I Edición del Rally de Escritores Metropolitanos organizado por el Instituto Metropolitano de Jóvenes. Algunos de sus poemas han sido publicados en las revistas El apéndice de Pablo, Cubile y Refugio de luz. Una selección de sus poemas inéditos fue publicada en la antología De este mundo y de otros reinos. Antología en ascenso editada en el año 2011. Ha organizado diferentes actividades artísticas y culturales. Actualmente cursa la Maestría en “Docencia para la Educación Superior” de la Universidad Nacional Experimental “Rafael María Baralt” (UNERMB) en la que se encuentra realizando investigaciones en torno a la Escritura Creativa.

Comenta aquí ~

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s