El «insilio» de un Ulises moderno: «Volver implica demasiado» (2021) de Mateo Echeverría, por Alejandra Martínez Cánchica ~

Desde tiempos inmemoriales la literatura ha tomado para sí el tópico del viaje. El viaje con sus tantas presentaciones y mutaciones. El viaje como cambio, transformación, ruptura y regreso, donde muchas veces se termina en el mismo punto desde donde se arrancó. Como el largo y desesperado regreso de Ulises a Ítaca, para finalmente darse cuenta que su verdadero destino era el viaje en sí mismo, y finalmente volver a partir de nuevo.

Ese ir y venir, no sólo en espacio sino también en el tiempo, es parte toral de esta novela iniciática del escritor guatemalteco Mateo Echeverría (1992).

Pero el viaje de Mateo, o mejor dicho de su protagonista, Santiago (para no entrar en el terreno de la autoficción), no es sólo exterior, además es interno. Con cada desplazamiento que él traza en el mapa de esta historia, también ocurren cambios irreversibles dentro de él. Desde la pérdida de la inocencia y el despertar sexual, el cuestionamiento de dogmas y tradiciones; hasta la apertura hacia lecturas y autores que en su backround, pacato y provinciano, parecieran despertarlo hacia un mundo fascinante, adictivo y sórdido, para luego revelarlo de frente con sus demonios.

Sin embargo, este viaje no es un destierro involuntario del terruño. No es un exilio. Este viaje es parte de las pulsiones del protagonista de “mudar de cielo” (parafraseando al filósofo romano Séneca), y ello queda expuesto en un interesante diálogo con un migrante guatemalteco en un bar de Madrid donde se hacen evidentes las diferencias raciales y de clase entre ambos. Un abismo insalvable que existe entre quien se fue a un viaje de descubrimiento y experimentación; y quien se fue huyendo, expulsado de una tierra que no le ofrecía ninguna oportunidad en la vida.

De hecho, en la literatura guatemalteca la migración ha sido un tema recurrente. El viaje, el exilio y el regreso, ha sido ampliamente trabajado y tratado, probablemente desde Pepe Milla hasta Eduardo Halfon. Pareciera que el guatemalteco sólo puede verse a sí mismo, y entender su sociedad, cuando se contempla desde la distancia y cuando ha visto otros mundos.

Por eso, Volver implica demasiado, es también una novela introspectiva donde, al final, el viaje es un subterfugio para siempre mirarse a sí mismo, es el indetenible “flujo de la conciencia”, al estilo de Al faro, de Virginia Woolf. El diálogo interior es rico en meditaciones filosóficas, que en ningún momento opacan la narración ni el desarrollo de los acontecimientos, pero que sí parecieran —sutilmente— ser más bien un telón de fondo, con personajes que van, vienen, se mudan, desaparecen o se mueren, sólo para que Santiago explore los más recónditos escondrijos de su memoria, sus deseos y sus miedos.

A pesar de que en el epígrafe que introduce la novela es una cita del Mito de Sísifo, de Camus, la narración rememora a otra de sus grandes obras: El extranjero. Con la diferencia de que si bien Santiago es un forastero dentro de su propio entorno, en contraste con Meursault (quien demuestra total desinterés por la vida y la posibilidad de perderla); Santiago es más bien un doliente de la vida, un derrotado que sufre y se angustia con su propia existencia, con saberse vivo.

Volver implica demasiado, es una obra de punzante actualidad, porque expresa el irrefrenable espíritu de los tiempos, tan llenos de vértigo y desasosiego. De seres arrojados a la intemperie del mundo sin algo concreto a qué asirse. Es un espejo doloroso de la realidad, pero a la vez, es el antídoto perfecto frente a la anestesia de tanto consumo vacío e inservible que tanto abunda en las redes sociales y en la cultura popular. Es una lectura que no tiene desperdicio.

Echeverría, Mateo. Volver implica demasiado. Guatemala. Magna Terra. 2021. Disponible en las principales librerías de la Ciudad de Guatemala.

Alejandra Martínez Cánchica (Caracas, 1990). Historiadora por la Universidad Central de Venezuela.

Comenta aquí ~

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s