Ocho poemas de Ricardo Jesús Mejías (Venezuela, 1968)

Ricardo Jesús Mejías (Maracay, Aragua, Venezuela, 1968). Poeta y narrador venezolano. Contador público egresado de la Universidad de Carabobo (1996). Actualmente cursa estudios en la especialidad de Lengua y Literatura en la UPEL Maracay. Ha publicado los poemarios Poemas del oficio y otros vuelos (Sur Editores, 2013), Iluminado en la sombra (Negro Sobre Blanco, 2014), El Vocerío de los locos (Negro Sobre Blanco, 2015), Libro de Percances (Mayapple Press, New York, 2021, Edición Bilingue) (Negro Sobre Blanco, 2017), además del libro de microrrelatos Cirque (Negro Sobre Blanco, 2014). Ganador del Premio Nacional de Poesía Delia Rengifo (Caracas, 2011), Ganador del II Concurso Mundial de Ecopoesía 2012 (Tumbes, Perú) y del Premio Nacional de Literatura IPASME en la mención de Poesía (Caracas, 2015). Ganador también del primer premio en el 8vo Certamen Internacional de Siglemas 575 “Di lo que quieras decir” 2022 y del Primer premio en la 9na edición del Concurso de Microcuentos #C280 2022 de Banesco. Poemas y cuentos suyos aparecen en numerosas antologías venezolanas e internacionales y han sido publicados en el suplemento cultural Contenido del diario El Periodiquito (Maracay), la revista digital Letralia.com, la revista Astrolabium de Argentina, la revista Hispanoamericana de Cultura Otro Lunes, la revista Ofi Press de México, entre otras.

~

Movimiento de máquina

(Selección)

 

Creo que en este mundo
ya no será factible
dividirse
multiplicarse en partes
bellísimas
perfectas
para complacer tantos muñecos
de tribuna
que resultan tan perfectos
que a veces olvidan
sus errores.

Creo que todo lo hecho
en esta vida
es la mitad de un sueño
de cadáver.

 

Creo que todos los que se dicen
azules
nunca han mirado sobre sus hombros
ni han pintado el cielo.

Creo que no tengo paz
ni soy dueño de nada
porque me atormentan
todos y cada uno
de mis corazones en blanco.

Siempre supe que el amor
brillaba en otro plato
en otra mesa extranjera
y yo
bajo la sombra
aullaba

Siempre supe que los sueños
son fantasmas que vomitan
realidad.

Siempre supe que el camino
tiene partes desiguales
que no puedo rodearlo
y que
si tal vez pensara
tan solo
pararme en su final
si tal vez creyera
que no existe
daría el primer paso.

Estoy seguro de mi pluma
de mis puños contra el muro
de mis restos para tantos
inocentes
de la fiesta que al final
comenzará.

~

Comenta aquí ~

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s