Tres poemas de Vanessa Leal Soto (Venezuela, 1992)

Vanessa Leal Soto (Maracaibo, 1992). Estudió comunicación social en su ciudad de origen y posteriormente realizó un magíster en periodismo escrito en Santiago de Chile. Ha reporteado de cultura para el diario Panorama, el portal musical Onclef y la revista literaria Insilio, en Venezuela; así como el diario El Mercurio, en Chile. Actualmente se dedica a la comunicación de proyectos culturales, entre ellos su club de lectura de literatura venezolana Libros Errantes. Sus poemas han aparecido en el blog de Oh! Nena y los sitios Digo.palabra.txt y Décima Avenida, además de varios blogs personales perdidos en internet.

~

A mis amigas

 

“Like you know, you should know, but you don’t know what you did”

For Her
Fiona Apple

 

Por ti

apenas camino sola

y ya aparece

la forma más pura

de este, mi miedo

      el nuestro

Manifiesto

velado

justificado

o no

Nunca estoy segura

ni en ti

ni en lo que escribo

y no sé si tiene caso

estar segura de algo

Bajas y subes

tu telón negro

como un vestido equivocado, supuestamente.

Pero esta vez me acompañan

y pienso en voz alta

para que me escuchen los que escuchan:

“Ser mujer es

     vivir y morir

en estado de alerta”

Doblo rápido tus esquinas

ojos en todas partes

el corazón desbordado

hasta que un “ya llegué”

alcance su destinatario

Con horror me pregunto,

¿qué otra cosa puede alcanzar otra cosa en ti?

 

No me escucharon

quizá no tienen las historias

que yo tengo entre las manos

Detrás de los párpados

desde hace siglos

cuando ni mi abuela había nacido

Por eso mi voz

fue un eco

perdido en tus confines

 

Noche,

no te culpo

porque te he amado

antes y ahora

Porque cuando vuelvo

sobre esas historias

recuerdo

Oh, cómo recuerdo

aunque no quisiera

ninguna en realidad

pero hay que hacerlo

Y me repito cual letanía

en un alarido

lanzado a tu vacío

que es tal vez

el único posible:

 

Mis amigas

violadas

estaban en espacios seguros.

 

 

De nuevo soy yo

 

“Into desire I shall come”

If Not, Winter
Fragments of Sappho

Translated by Anne Carson

“You’re my number one
You’re the one I want
And you’ve turned down
Every hand that has beckoned me to come”

Geyser
Mitski

 

Me miro las manos

ya no tiemblan

Vuelvo a ser la misma

con una nueva herida

conferida por la pulsión

de seguir mi propia noche

Pero sigo aquí

y con estas manos

con estos dedos

que tanto te imaginaron

al interior de mis cavidades

al compás de una canción

enviada y jamás escuchada

con este organismo

más vivo que nunca

Me toco la cara

la boca

la lengua

me siento hervir

rebosante la sangre de vida

Porque ahora recuerdo

ahora

que el deseo

el mismo que me levanta

y a la vez derrumba:

Soy yo

 

 

Noche de otoño

 

La mano derecha

hace lo que puede

para llenar el hueco

Apoyada por imágenes, sueña con su cuerpo

anidando en otro

buscando el placer

el amor sin amagos

Pero en medio del acto

una puerta se abre

sin que alguien

siquiera la haya tocado

aparece un recuerdo

como la niebla del descubrimiento:

por qué nunca será posible

soportar otras manos ahí

donde el lugar del fogaje

es también el de los besos

Por qué la ternura

es el más grande de los designios negados

y entonces

un grito se ahoga y atraviesa

            el mundo entero

Esa vida que se pensaba atrás

es de nuevo una montaña

en el camino de la noche

 

Porque es otoño de nuevo,

la lluvia y su luz lechosa dan paso

al azul más puro

La claridad está en todas partes

y no hay nada

que no sea hoy visible:

En la memoria de este cuerpo

el mío

hay violencia.

~

Comenta aquí ~

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s