Poemas de Jose Antonio Gallardo Castellano

2afac3af7ea2b23056baefab66daa5ee

Imagen tomada de aquí

Menstrual verbo de vientre

 

Sí, el menstrual dolor al que sucumbe el día
nos recurre viento abajo,
demostrando a manos llenas
la periodicidad del amor,
las lentas nervaduras de la muerte,
el tumor tierno de cada día,
Sí, el fractal embrión líquido de las relaciones
penetra fiel el tuétano de la tierra,
diseminando las aguas rotas,
los meandros fluidos de tu nombre,
el mutilado cáliz del horizonte,
Sí, el aúreo ser, dado y luz
gemina su inútil latido inorgánico,
creando el ciego sentido,
la mutilada dermis del sentimiento,
el pútrido barro del resurrecto…
serán tus ojos,
amansados en el instinto de los tiempos,
como coágulos insepultos para mí,
será tu ombligo
onomástica luz sanguínea
enraizada en la carne
del silencio para mí,
serán tus mamas
florecidas en el corazón
de la vida,
verbo del vientre sus hojas
dentro de mí.

 

Todo lo que quiso saber sobre la hemorroide pero siempre quiso recular

A mitad del camino de la vida, en una selva me encontraba porque mi gruta había extraviado… De tanto en tanto parte en mitad de tu organismo, y es vulgar, pues como todo lo vulgar, es bello… La hemorroide es como el amor y no se ve, pero ¡cómo se siente!! Estalactita carnal, verruga suburbana, lágrima solidaria que parte del tercer ojo, garganta blasfema y encapuchada, encía mellada en su culinario deshacer, pulsión capital de obrero, sombrero ridículo por retro, lóbulo batiente y descorchado, cordillera infranqueable, perlada frente del huracán, de oro, hemorroide y mirra el arco fugaz, morreo oscuro en el callejón del cuerpo, furtivo magreo interrumpido, clítoriano desvío en el pedregoso camino de la vida, ósculo rectal sin tacto, némesis del antojo, rabillo del ojo, versículo sangrado, eco cicatrizado, Orfebre deconstructor de la baja cocina, anomatopeya supina, amor profano, epitafio inducido por el otro… Norma y paraíso de la hemorroide, no se puede entrar con hemorroides, certamen de hemorroide social, flujo de liquidez hemorroidal al alza, hemorroide protesta mullida en su palestina, te comía toa, so guarra, qué posthemorroiderno, te quiero como follahemorroide, ¿ha traido su hemorroide sellada? nocilla hemorroide, hemorroide en 3d, nanohemorroide y progreso, hiperhemorroide alemana, yo no soy sin mi ihemorroide, esta hemorroide me hace gorda, ¡una aplicación para la hemorroide ya! Compasión: hemorroide burda, cultura: cojín hemorroidiano, meditación: umbilical protohemorroide, píldora audiovisual: pura y dura hemorroide. Una hemorroide salió de un velatorio con aires de grandeza, parió un tubérculo, el papel de la hemorroide en la suciedad, si está en boca de todos, es hemorroide, comparte esta hemorroide, ¿hace de cuerpo la hemorroide? habemus hemorroide, a dios pongo por testigo que nunca más pasaré hemorroides, ¿sufre la hemorroide violencia de género?, de tanto privatizarlo, ¿se convertirá el corazón en una hemorroide más? El boom de la hemorroide en la literatura médica, Quentin hemorroide junta, en las alegrías y en las venas, hasta que las hemorroides os separen, he compuesto esta hemorroide para ti, la información es hemorroide sin medios, hay que llegar virgen a la hemorroide, Amar es mirar ambos a la misma hemorroide, la verdad es una hemorroide a punto de estallar, el comunismo es su significado, el capitalismo su significante, muere lentamente quien no aprende de su hemorroide, nosotras parimos ergo decidimos, yo soy yo y mis hemorroides, declaración universal de los derechos de índole hemorroidal, es la hemorroide lo que nos convierte en bípedos pensantes.

Sintomatología de la hemorroide = fases internas del amor, es decir: picor, escozor, dolor y sangrado…

No hay poeta que no se considere digno de su propia hemorroide y se vengue de su dolor: Las pupilas en punta, la aurora extasiada, la ternura implacable, el arrullo íntimísimo, la brisa y sus comisuras acariciadas, el verdor extremo, los girasoles con sueño, la sensualidad inefable, el misterio quebrando, la sed ondulada, el centelleante lienzo de Pollock, el trémulo sonrojo de la noche, el anillo con espinas y gozo, la huella fresca de sus manos, el espejo resplandeciente al borde de la cascada… todo te lo podría dar, salvo mi musa.

Lleva el placer al dolor
y el dolor lleva al placer;
¡vivir no es más que correr
eternamente alrededor
de la esfinge del ano!

Poesía 11 shshsh
“hoy en día un poeta es un valor
sin bajos
ni fondo”

Debe ser como los telediarios,
sin conexión
aparente entre sus partes
un vómito torrencial constante
hacia los adentros,
intimidatoria y seminal
mentira en recepción,
o verde de epidermia,

oh la poesía…
empozada, engalanada
de pulgas   análogas,
una cuenta corriente
amañada de certámenes
¿acaso sabeis porqué se Artaud?

Poeta enclenquizado
de celebrarte,
niega el verso que no es umbilical
de necesidad
para escupir con la mano vale tu sonrisa.
La poesía no es un axioma
ni podrá estar cargada de futuro
mientras no te apunte entre los ojos…
que todo lo que sueltas
encabalgue tus adentros
eterna-mente.

Solo un cuerpo no puede partir

Pero,
pero qué amor de riendas
aquí mismo me extiendes,
pero qué formas y qué insinúas…

                                                         “y eso, y los mismos gustos”

debería preguntarte cómo eres posible,
como hemos salido a esto,
en qué niño muerto
partimos
para estar tan cegados… ¿acaso no es toda certeza
un clamor servido,
acaso no intuyo en tus brazos
una ternura de agujas estancadas
un desgarro encauzado y testimonial?…

Vienes aquí definiéndote en recepción,
con tu cuenco inundado de desdichas
y tus votos de supina libertad…
me pides que, tendido,
te espie en sombras,
que autorice tu agonía
que me adscriba a ella
y hasta que, que te abra una cuenta
atrás.

Para qué vamos a engañarnos
la verdad
es que suscribo tu cuerpo:
pero siempre me quedo de ganas
en las partes
de llegar al fondo… tu cuerpo tiene algo
de incógnita resoluta y breve,
de rastrojo suave,
infinitud mecánica,
de insalubridad…

tu súbito y afilado cuerpo
con su suma proporción,
su dureza hilvanada a gritos
en tu pecho, y sus puntos ciegos,
y sus orejas acolchadas,
y su función exponencial
y poco más tu cuerpo
¿en qué cabeza cabe? si está
retocado tan verticalmente
¿Pero a qué tipo de uso me inclinarías,
en qué principios y de qué leches
partir
su término?                      

género (dos puntos) indecente cantidad asumida
de carnes desatadas.

Permanente es el tufillo de tu cuerpo
a partes
iguales
a boca de riego, a números
primos, a ristra de memoria,
a insustancialidad tu cuerpo,
qué poco sabe de ti.

No, no creo en ti por doblegarte eso;
nada que deba arder
debería fundarse en su propio temor.

Y aún así
se que me quieres
cuando estás sola frente al espejo,
No puedo reprocharte nada
es fácil perderse sin términos en fuga:
simplemente confundiste
la fuerza del amor,
y el amor por la fuerza.
Lo único que queda es replegarse a tu salud,
hacer de tripas el corazón,
aceptando que no,
que no,
que no,
que mientras haya un poeta vivo

no habrá pureza de amor
no habrá lírica, ni entelequia,
ni metáfora ni nada por el estilo
no habrá estrépito en la belleza
ni forma de decirlo
y que desgraciadamente nadie
y nadie, realmente nadie
no habrá nadie
tan real
como tú.

 

 =

Jose Antonio Gallardo Castellano. Nacido en Talavera de la Reina el 2 de Marzo de 1982. Es Licenciado en Filología Hispánica y hizo un Máster de Guión de Ficción para Cine y Tv por la Universidad Pontificia de Salamanca. Publicó su primer poemario en 2007 “Masturbando palabras en el cerebro cósmico”, además de colaborar en la misma editorial en la Antología “Tic-tac, cuentos y poemas contra el tiempo” junto autores como Espido Freire o Luis Eduardo Aute. Finalista en el “II Premio Nacional de Poesía, Poeta de Cabra”, compagina sus escritos literario junto con guiones y producciones de cortometrajes. Podrás encontrar más acerca de sus creaciones en su página web: epitafiointroductorio.wordpress.com o en su página de youtube: https://www.youtube.com/channel/UCIxzljbbr2-JRkpxs3flXDw/videos.

Comenta aquí ~

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s