Los marineros, por Pamela Rahn

Imagen de Gabrielle Marin

Imagen de Gabrielle Marin

 

Quería escribir un poema de infancia
Pero la muerte no me dejó
la sal se marchitó en mis huesos
y el barco repleto
de marineros invisibles
estalló

Solo quedo el alcázar aplastado
como un germen en mi rodilla
sus cuerpos como animales soberbios
buscando la tierra como única huella
como si fuera el único dolor
que recordarán a plenitud

Dolor de infante
transformado en cicatrices de sal
cicatrices que gotean por el cuerpo
Y lastiman
Y enfurecen

Sus siluetas
Recogen la costra
que dejaron
al inicio de su óxido
se caen
se pierden
retorciéndose en las líneas
que explotan adoloridas

Su caída se silencia
en la placidez de un dolor
que se transforma en libertad
un dolor infantil
que brinca
pero no duele

Las marcas de la arena
raspan sus costillas
fulguran
el exilio repentino y absurdo
de unas gargantas
que se escuecen
llorando
brotando
gritando
el pasado que aun germina
en la impaciencia de sus muertes.

 

=

Pamela Rahn, Caracas, Venezuela, 1994. Realizadora Cinematografía, Mención Guión. Mis cuentos y poemas han sido publicados en distintos portales web, entre ellos Sacven, Sorbo de letras, Newspleen, revista.tn, errr-magazine. Formo parte del fanzine “Mala Digestión” editado por Henar Bengale, escribo artículos de cine, música y literatura para distantsounds. Perra romántica, poeta con el ferviente deseo de saber volar. Tengo un perro de 100 años, una biblioteca de 1000 libros y una ciudad que no ha nacido.

Un comentario en “Los marineros, por Pamela Rahn

Comenta aquí ~

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s