Cinco poemas de Camila Charry Noriega (Colombia, 1979)

Mike Bautista

Mike Bautista

POEMA RETÓRICO SOBRE SPINOZA

Desterrado de la sinagoga
Spinoza avanza por la calle
de gabardina rasgada por el puñal del asesino.
Ya sabía que acá la muerte
es flecha de luz
y apacible destino.
Sabía que decir persona es como decir rincón de nada,
y sabía que solo hay colisiones, choques,
que definir cualquier cosa es definir sus relaciones;
decir que un pez es pez, es entrar en una relación,
no hay pez puro,
su sustancia es artificio de otra cosa sin realidad ni tiempo.

Pulir lentes como renuncia definitiva,
se necesita de este oficio para hallar la hondura;
la renuncia también es una potencia
no el fracaso.

Así que sobre el mundo, Dios,
en relación a sí mismo
es el rostro de la descomposición
oposición a la vida en su más cierto quehacer
la vida, ese caer de moscas
sobre el sueño de la tierra,
ofuscación de dientes que sostienen su flujo,
Bacon que desgarra los objetos.

Solo se gana el cielo si se ha sido un buen esclavo;
en el reino animal
morir es un privilegio
los animales siguen su relación con la muerte
sin holocausto, sin esclavitud,
no hay obrero que viva sobre el abismo
sin la muerte en las entrañas,
animal extraviado de la manada
reconoce su estado y calla.
Auto reguladora, la naturaleza se crea y se destruye;
el castor hace presas y el hombre caos.

 

=

 

SOMOS LOS DESTERRADOS
los que se miran

desde la desdicha que habita
todos los finales.
Somos los que rasguñan la entraña de esa fiera
que llaman Dios
para que sangre y llore    
porque no podemos retener el tiempo y su vértigo
en mitad del cuerpo.

 

=

 

ENTRE LA RED EL PEZ AGUARDA,
estaca la red que impide su huir.

Agua y pez socavan el hueco del tejido
en un bello intento de fuga.
Perpetuidad su vuelo entre la nube de mar que lo consume.
El pez reconoce pronto en la entraña del agua
el espejo que lo reclama;
bebe su instante de verdad sin alegría.
Vuelve del otro lado de la red cocido.

Igual los hombres acá,
regresan del otro de la calle cocidos,
su hambre intacta.

 

=

 

TREBLINKA


Quiero verlos a todos, quiero mirarlos, quiero echar una mirada muda sobre mi pueblo asesinado, Y voy a cantar… Sí… ¡tomo el violín y canto!

Jizchak Katzenelson

Sobre el riel que sostiene la última noche
corren a través de la bruma los vagones.
Los vagones
 úteros enfermos
escupen al detenerse, brazos y cabezas.
Los cuerpos que bajan y caminan hacia el muro
son solo espectros
a quienes después de vagar por fatales geografías
les arrancan de las manos
 hijos
 maletas
 ropa disecada por la sangre ajena
por su misma sangre.
Antes de la pólvora, antes del pánico por su propio corazón,
antes de los coágulos que se extienden sobre la carne
para conservar unidos los fragmentos,
antes que nada,
la boca abierta reclama un gesto
que remede el espíritu humano;
 moscardones aunque sea,
acostumbrados al olor oxidado de la sangre caliente
en las alcantarillas.

 

=

 

SEGOVIA

Los perros también se acercaron
pero el hedor los alejó,
a ellos que han aprendido a destilar de lo amargo
 el amable vapor de la belleza.
El cuerpo ladeado se entregaba al abismo
suspendido de una rama sus pies se sacudían bellamente
la cabeza inclinada hacia los ojos de sus padres
parecía vieja, aguerrida
en ese cuerpo hinchado y extraordinariamente joven.
Hueco el vientre dejaba ver la sangre seca que retenía
 los órganos
como una mueca generosa de la muerte.
Los padres se balanceaban abrazados
tristísimos sobre sus propios pies;
bailaban al ritmo del cuerpo que pendía de la rama.

 

=

Camila Charry Noriega nació en Bogotá, Colombia. Es profesional en Estudios literarios y estudiante de la Maestría en Estética e Historia del arte. Trabaja como profesora de literatura y de escritura y lectura crítica con énfasis en arte y literatura.  Ha publicado los libros Detrás de la bruma, Otros ojos, y El sol y la carne.    Ha participado en diversos encuentros de poesía  en Europa y América. Algunos de sus poemas han sido traducidos al inglés, francés, polaco y rumano. Ha obtenido en dos oportunidades el II lugar en el Premio Internacional de Poesía Ciro Mendía, 2012, 2015.

Comenta aquí ~

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s