Tres poemas de Aziz Córdova (México, 1995)

Paul Balmer

Paul Balmer

40 likes para un poema

He aquí la cumbre de mi vida
que, desde ahora no puede sino mejorar
seguro aprendo a bailar
y consigo una novia californiana
y ella, ninfa de la suburbia,
me convence
de que 40 likes es muy poco
de que puedo aspirar a mucho más
y convertirme tal vez
en el mejor poeta de la galaxia
(el título del universo se lo disputan Baudelaire
y algún pretencioso de Alfa Centauri)

seguro que ahora soy capaz
de escribir magistralmente
al menos un soneto diario
y complacer
a las élites en tinta de calamar
que hambrientas de referentes
buscan otro tótem
para su ridícula autorcracia

seguro encuentro un yate
(opulencia espontánea)
con moño de regalo
encayado en el porche de mi nueva casa
amueblada
con esqueletos de ballena
y un timbre que suene
a gloria
y jolgorio
a hospitalidad
y orgasmo

seguro despierto un día

 

 

                       levitando

 

 

y con mis manos
siendo capaces de curar
a los exiliados
de su insufrible nostalgia
a los muertos
del tremebundo silencio
a los amaneceres,
atardeceres,
            vampiros,
            la llorona,
            el mayordomo asesino,
                                   la femme fatale
                                                           del escandaloso cliché

 

y a mis contemporáneos
de la soledad que implica
ser*

 

entonces cuando menos lo espere
estaré vacío
como esas pieles que las serpientes dejan atrás
porque mi alma se habrá filtrado por mis poros
y el cielo raso
y las nubes
y la atmósfera
y la materia oscura
hasta llegar a la verdad

seré entonces beatificado
y ya no sonará extraño llamarme poeta
y se me adjudicarán
todos los estupefacientes
todos los psicotrópicos
todas las enfermedades venéreas
mi novia californiana
dará entrevistas
y venderá frente a las librerías
descripciones
hipermegadetalladas
de mi luminosa cornamenta
y nuestros hijos
me admirarán
más que nada
por ser un extraño

mi cuerpo claro
será el cascarón
de una leyenda
humanamente triste
y prenderé veladoras
para el arcángel del sopor
y hablaré de cine o de marxismo
con fluidez de pocho
y me invitarán a Vienna
porque necesitan alguien
de quien reírse

y estaré ebrio todo el día
y escribiré cosas tristes
o cosas serias
que es lo mismo
y me tatuaré a los cuarenta
una teibolera en llamas

seré el santo patrón de los desesperados
y tendré piedad para todos
y los jóvenes desertarán en masa de las escuelas
al leer mi poesía
porque sabrán que la vida es absurda
y si un viejo puto puede ser un dios
cualquiera puede al menos ser feliz
y los jóvenes acudirán en masa a mis libros
y levantarán templos en su miseria
y estaré por siempre
grabado en su inocencia

entonces crecerán
y seré de pronto
demasiado mainstream
para su genio

y escribirán
incansables e irreverentes
estridentes malolientes

 

y escribirán
poesía chueca
y retorcida
y patética

que serán violaciones de mis versos
que a su vez fueron violaciones de otros versos

y lanzarán saetas contra mi memoria
y se burlarán de que retuitiaba memes
de que en 3ero de primaria vomité a una maestra
de que alguna vez hablé del corazón
y lo rimé
con melón, con avión
con desolación

y me convertiré poco a poco
en un fósil indigerible
seré anacrónico
y mis palabras sonarán
más aún
más violentas
más ridículas
más descafeinadas

y mis antiguos devotos
rezarán porque me calle de una puta vez
y será inevitable
que piensen:

 

“ojalá se hubiera muerto a los 20…
ojalá no le hubiera dado like”.

 

 

=

 

A los 16 nunca nadie dijo:

Quiero un Buick destartalado para darle raite a mi yerno vividor
quiero un perro flaco y negro que se coma los pañales del hijo no planeado de la hija de mi vecina de arrugas prematuras

a los 16 nunca imaginé que todos mis planes fuesen a fracasar o de plano ni siquiera a arrancar
soy de esos corredores que les da un calambre medio segundo después del disparo de salida
soy de esos chavos que atormentaron por meses para morirse el primer segundo del Día D
no alcancé ni a ver la meta
no le pude ni mentar al madre al Hitler

sabía que tenía mala suerte, pero nunca imaginé que tanta

sabía que las cucarachas huyen de la luz, pero no que estaba condenado a pulular eternamente en esta alcantarilla
a embarazar a mi mujer una tras otra vez
y juntarnos en un jacal que medio se sostiene
y engendrar una familia que medio prospera y acumula y despilfarra en las fiestas santas

¿con cuántas tamalizas redime uno a todos los sueños muertos?

No volví a patear un balón
ni a imaginar que el estadio cantaba mi nombre
mientras yo, chimuelo alcatraz neón, alzaba los brazos
ofreciendo mi gol a los dioses
ni volví a fijarme en pequeños detalles, texturas, colores, nomenclaturas, etimologías, historias que me emocionaban
las cosas (porque empecé a llamarlas cosas) se volvieron elementales, se vaciaron y yo, resignado, les puse un precio acorde a la banca

a los 16 ya nos habían enseñado más o menos que la esclavitud se había abolido:

y que el compás que seguimos todos los días como monos cilindreros se llama disciplina
y que el látigo no es un látigo sino el miedo que tenemos al fracaso y la irrelevancia y a no ser felices y blancos y hermosos
con hermosos dientes blancos siempre de fuera
en nuestras hermosas fotos familiares que iluminan la sala y la certeza de que iremos al cielo

a los 16 ni se me pasó por la cabezota que nos salvaríamos del monstruo del dinero, porque pos igual nunca hay

y que seríamos como los primeros y únicos buenos cristianos pobres tan pero tan pobres
que lo único nuestro nuestro serían los huesos roídos hasta la médula por el cruel mundo cruel

a los 16 ya estaba uno lleno de mugre y el hambre era nomás un mal presagio
y uno no era superticioso
uno era hasta escéptico

¡¿cómo dios, deja tú dios, cómo nadie de las millones de personas de este puñetero país
no se iban a tocar el corazón y echarnos una manita?!

 

Pero a uno se le hunden los días
y los días y el frío calan
calan canijo y hondo muy hondo
hasta quién sabe dónde

dime
¿no te da risa?
¿qué hace allá la policía federal?
¿cuántas avenidas tendrá el corazón?

 

=

 

Del día que Dios fue derrotado

(dramatización)

ser omnipotente contempla
cubo asimétrico de gelatina de piña
azoradx por su sabor tropicoartificial
rechista y regurjita
y esta
ni se inmuta por su norostro de astro
ni por la infinita sabiduría
ni por su refinado nogusto
ni por el infinito amor
y la infinita soledad
que llena la oscuridad
de sus noojos;
confluye la divinidad
con su vulgar y gelatinosa existencia
atrapa la luz, la barba imaginaria
y se expande
por cada nocentímetro de noespacio
de ese noreino, nolugar
dios, élellatodonada siente que se asfixia
¿cómo, por qué?
reconoce algo nuevo
y decide nonombrarlo miedo
como es omnipotente, el alfa y el omega
el principio y el fin
la victoria de la gelatina
sobre su ínclito imperio
no duró mucho
y esta, tal vez, por pura saña
es sublimada, desaparecida pues
y dios procura olvidar
(aunque no puede… pero sí puede)
el incidente.

(epílogo)

dios salta canales en la t.v.
su t.v. divina
(omnicanales, omnicalidaddeimagen)
y se topa con un comercial;
se estremece
y contempla
la rebelde, indomable
digna, cúbica
anárquica gelatina
que lo reta
con su temblorina frutal

y ante esto
(más por prudencia que por otra cosa)
dios no pudo hacer nada.

 

 

 =

Aziz Córdova (Agua Prieta, Sonora, México, 1995). Cofundador del intermitente, andrajoso y sin escrúpulos colectivo ahccguard que se dedica a combatir el absoluto silencio de su ciudad polvorienta y fría. Autopublicado hasta el cansancio en proyectos que se quedan a medias. Actualmente dirige el blog un17demarzo para promover la literatura regional y estudia Literaturas Hispánicas en la Universidad de Sonora.

Un comentario en “Tres poemas de Aziz Córdova (México, 1995)

  1. Leer 40 Likes para un poema fue como un frescor, y una sublime esperanza en mi generación, como me gustaría leer más poesías suyas y sentir esa novedad, esa grandeza.
    Saludos!

    Me gusta

Comenta aquí ~

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s