[#9] Siete poemas de Caneo Arguinzones (Caracas, 1987 – 2014) ~

10348184_10203627382498372_7727134000030645899_n-copy

***

Caneo Arguinzones (Caracas, 1987-2014). En el año 2011 obtuvo el Premio para Autores Inéditos de Monte Ávila Editores, mención poesía, con el libro Zoo: anatomía del insecto el cual fue publicado en el año 2012. Miembro fundador del colectivo de poesía “Las Fulanas Esas”. Sus poemas han sido publicados en Voces nuevas, 2004-2005; La mujer rota, Literalia Editores (2008); Nueva poesía hispanoamericana, Lord Byron Editores (2009); Rosa Caribe (Venezuela-Cuba) en La Mancha Editorial (2011), Las chicas van al baile, Casa del Poeta Peruano (2012), Poemas de insomnio y lluvia (Fundación Editorial El perro y la Rana, 2013), y Versos di-versos; antología de poesía sexo género diversa latinoamericana contemporánea (compiladora junto con José Zambrano; El perro y la rana, 2013).

***

Del libro Zoo: anatomía del insecto

Disonante

Esta testa aturdida, mórbida

Esta ánima ausente,

donde el costillar no retumba,
no vibra.

Mordaza de viento comprende
el instrumento está hueco
la boca hinchada
el pico horadado

No tengo plumas, ni patas
                                                    y me aviento,
me aviento inerme. 

***

Autorretrato

Practico esculpir de mí la humanidad que carezco,
provocar una paulatina ternura hacia el otro

Entregarme

Procuro erguirme sensata y voluntaria en la tarea de amar,

no a una multitud,

a otro

Y encuentro en la soledad el mutismo donde reconozco mis rasgos,

sin embargo, en compañía

me desfiguro.

***

Semilla

Partí en busca de la nuez,
partí esta cáscara deforme

partí al sur
en dos quebré,

El recorrido se hizo doble:
uno áspero y poroso
otro almendrado

Aceitosa ánima en busca de sí
para partir cabeza, pecho y nuez.

***

Tránsito

Conozco esta simple desidia que transforma al insomnio en el recibimiento diurno y pausado

del silencio, franja de madrugada hacia el bullicio vespertino.
Pocas aves surgen del mutismo, condenan al tiempo a un apresurado trote urbano: el murmullo que pulula en la ciudad, cuando se observa y oye desde una cima distante.

Si la temperatura transcurre y arrastra consigo luz, aroma, sonidos

Si el tiempo es conjunto y cómplice de esta corriente
Si el cauce reverdece y enmudece

Más que cíclico es continuo este agónico suspenso por un nuevo día

Y la línea se hace longeva y finita,
abrumadora pesadumbre.

              Espesa intemperie que delimita el fervor de los suspiros,
la mañana.

Este punto cero y continuo donde yázgome pálida de incertidumbre, sin centro ni féretro.

***

Evaporarse

Puede que el descenso no contribuya a disminuir la pesadez de mis párpados

por el contrario, traza mi pupila de una densa armonía
hasta cobijarla el cansancio.

Haber retrocedido al abismo ha convertido la continuidad
en una festiva alabanza,
pero ida y queda
la muerte tantea un secreto regocijo:
La partitura de la ausencia,
mi trayecto,
silueta elucubrada
mientras caminaba despierta.

Agotarlo todo,
sumirse en la hechura,
avivar la candela hasta carburar.

Caer
no sacia esta silente delicia
por desaparecer.

***

Valdo

Te recuerdo

daba por sentado tu permanencia,
sobrestimaba tu urgencia.

Fue tu muerte la decadencia de esta cúpula informe
que me revestía.

Jamás
pude descifrar por qué hurtabas mis nombres
vestías tu aparición de mis símbolos
…tan evidente.

Enroscado cual cochinilla de humedad permaneces
bajo tierra.

***

Inerme

Proyectado abismo
búsqueda sublime de paz
truncaste la vereda y poblaste los males.

Anoche pendían mis piernas de mi voluntad,
la paciencia se hizo perro.

Ejecutaste mi idilio, te repito

Y venero tu ausencia como el garrote violento
que perturbó la continuidad

Padezco una marcha de súplicas,
lamento que mi sien no desborde sus sesos.

Mis manos enhebran, palpitan, masturban
la cotidianidad, porque las voces callan
                         de noche
     muy tarde

                                    cuando el plomo se me hace víscera,
     cansancio
y simulo la paz,
un intervalo de muerte.

*

Un comentario en “[#9] Siete poemas de Caneo Arguinzones (Caracas, 1987 – 2014) ~

Comenta aquí ~

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s