Dos poemas Marina Camargo Cuervo (México, 1994)

Google

Estabas en frente de esos caracteres que,
en la historia natural, definen una especie.
Algunos hablaban de avances tecnológicos
Otros eran sonetos proféticos
en los que veías pintarse aún,
la representación de una costumbre abolida.
Tú los imaginabas semejantes a una corola,
sin preocuparte en averiguar
si esta imagen correspondía o
no a la realidad.
Alguien dijo:
Todos los sonidos del mundo coexisten en el silencio
y comprendiste que uno puede prescindir
del significado si las formas y los símbolos
ondulan como serpentinas de neón
en el circo del pensamiento.
Reflexionas sobre el potencial
de aquellos caracteres y decides tomar tu lap top y
escribir un poema de píxeles y atardeceres digitales
en la barra del buscador
Y obtienes
Cuarenta y dos millones ochocientos noventa
y tres mil resultados
En cero punto cuatro segundos.

***

Ntp

Ay, amor
faltaban cinco minutos para el horizonte y nos quedamos en la nada.

La realidad que yo conocí ya no existe
y el recordar una determinada imagen no es sino echar de menos
un determinado instante y las películas de Herzog, las envolturas brillantes
no biodegradables y las pulquerías son, desgraciadamente,
tan fugitivas como los años es decir
Yo me contradigo todo el día pero solo por las tardes.
Reíamos y tu dijiste que eso de las tardes
te recordaba a un poema de Bukowski
pero lo cierto es que era de noche y
caminábamos a la Cineteca Nacional
cuando pasamos un lote de autos chocados
que por alguna razón recuerdo con perfecta claridad
intentábamos adivinar si los pasajeros habían sobrevivido.
Reíamos, como la vez que nos caímos de borrachos
a las dos de la mañana en alguna esquina de la Narvarte
y nos quedamos en el suelo porque
ya no queríamos caminar,
solo besarnos tambaleamos de regreso a
tu casa y era otra noche fría en la ciudad era como
el rayo de luna sobre tu cara
cuando te venías adentro de mí era como
No sé,
solo dime cuando puedo pasar por mis cosas o algo
porque tu silencio me descompone
pero no te preocupes.
No es la primera vez que me
enamoro.
***

Marina Camargo Cuervo (Distrito Federal, México, 1994). Actualmente estudia cinematografía y trabaja como traductora.

Un comentario en “Dos poemas Marina Camargo Cuervo (México, 1994)

Comenta aquí ~

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s