Un poema de Alejandra Banca (Venezuela, 1994)

Alejandra Banca (Caracas, 1994). Licenciada en Letras de la UCAB (2016). Finalista del III volumen de poesía de Antropología del Fuego (2021); del certamen Ecos de la Luz, de Ediciones Palíndromus (2022) y del certamen de poesía joven Rafael Cadenas (2022); dos de mis poemas aparecen en la revista Ubicuo de Lecturas de Arraigo (2021); el relato corto Hilos fue seleccionado en la revista Pájaro Azul (2022), y mi libro de relatos Desde la salvajada fue publicado por Lecturas de Arraigo (2022). En mi tiempo libre me gusta perderme por la ciudad o la montaña, recolectar flores y leerle a mi perro.

 

dices muchas cosas sin sentido
y creo que ninguna de ellas

es mi nombre

Óscar García Sierra

 

Ahora voy a llegar a escribir de ti, dices

volverte fantasma textual

y visualizarte entre letras abyectas

 

Ahora voy a llegar a escribir del torso encontrado en una maleta en el Eixample, digo

 

Ahora vamos a llegar a escribir

 

Luego dices:

que no puedes escribirme

que no puedes leerme

que estás muy ocupado

que no puedes ayudarme con la mudanza pero el humo de cigarro en tu boca huele a: no me creas

 

Dices: cuídate y hasta nunca

Dices: cállate y desaparece

Dices: eres mala porque te gusta el sexo duro sin descanso y te escapas en mitad de la noche

 

En la acera una grieta revela tu risa

se me atora en la garganta un pelo de tu pecho

escupo un susurro que parece tu nombre

y al momento te vas porque la cuenta de birras excede los 30 euros

 

Desde mi habitación imagino tu habitación:

 

cuadrado precario con ventana precaria con vistas precarias y vidas -nuestras- tan limitadas que parecen no vivir parecen decir:

muero y por ende existo

 

en esta habitación

 

fantaseo tu boca fantaseo tus manos en mis manos y tu lengua en mi ombligo y tu nariz en mi paladar y tus pestañas en mis nalgas

 

Imagino:

me susurras antes de dormir

me llamas con la luz del amanecer

me escribes para atraer mi presencia

me quieres ahí contigo para sofocar el vacío

de una noche vacía

de un vacío de vida

 

Imagino:

la letra A danzando en el esófago

la letra L golpeando los dientes

la letra E perdiéndose en el vientre

 

Escribes:   avisa cualquier vaina

estoy pendiente de ti

 

pero tú quieres volverte pie de página rota o nota sin mayor referencia

sin consulta previa

sin fuentes fiables

 

Entre tu escritura y la acción hay un abismo desmoronándose y expandiéndose

hasta abarcar una oquedad en un precipicio-punto y final

 

Entre tu escritura y el lector hay un espejo roto

 

Entre lo que escribes y lo que este yo percibe:

 

(        . . .         )

 

te despides de mí con una palmada en el hombro

te despides de mí con la mirada perdida en la entrada del metro

te despides de mí con la sentencia de olvido grabada en la nuca

 

(        . . .         )

 

tu ausencia revienta la pantalla de mi teléfono

tu ausencia

la invoco entre conjuros de emojis y gifs

hace nueve días que nos comimos el cuerpo y tu ausencia no para de vibrar

el mensaje fantasma es el nuevo miembro fantasma

 

amputada              me palpo

abandonada          la rabia llora

alejada                   reúno mis partes mojadas de ti y las seco con un ventilador sucio

 

Ahora voy a llegar a escribir de ti, dices

y me miras con odio porque muy en el fondo me deseas

 

Llego a mi habitación precaria y libero el sofoco con masturbación-cristal-masificados-ojos-observan-clímax-sin pudor

 

lloro en una noche de diciembre

lloro tragando los gemidos

lloro y en la ventana de enfrente una mujer llora

llora en una noche de diciembre

llora tragando sus gemidos

 

lloramos: dos manos se extienden

fantasmagóricas nos tocamos sin el tacto

con el frío atrapado en las mejillas

y una cama sin edredón que aguarda nuestro sueño

 

reconocernos   para encontrarnos

        para sabernos

        vivas

        porque ya morimos

        cientos de veces

 

tal vez a ella también le dieron una palmada en el hombro

tal vez a ella el teléfono también le explota de ausencia

tal vez a ella también le duelen las piernas del gozo

 

pareciera decir:

 

si volamos juntas desde esta ventana

nos alcanza la gloria ?

nos inunda la dicha ?

nos entierra el silencio ?

descansamos en paz ?

 

Avisa cualquier vaina

estoy pendiente de ti.

 

Escribo: un cuerpo en fuga se estampa contra el concreto y los pesares hallan reposo en el modo no molestar

 

Escribo: voy a lamer la pantalla hasta que te llegue mi humedad y pienses en mí

 

Escribo: voy a aguantar la respiración para que mi luminiscencia te alcance y enceguezca

 

Escribo: voy a llegar a escribir de ti.

~

Comenta aquí ~

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s